Rabbits, conejos domésticos

Una casa, un plano fijo, un sillón, una ventana y tres conejos. ¿Una película? No, es Rabbits, la sitcom de David Lynch.

inland-empire-rabbit-family1

Resulta que viene David Lynch a dar una conferencia y decido ponerme al día con sus películas y series, empiezo con Rabbits, al fin y al cabo no dura mucho y no parece gran cosa. Acabo conmocionado. 40 minutos de locura divididos en 8 capítulos, filmando incondicionalmente a 3 actores con cabeza de conejo (con Naomi Watts incluida por cierto) en lo que parecer ser un salón de una casa. Los diálogos se suceden de forma totalmente aleatoria, desordenados, desconcierto supremo. La banda sonora, como siempre compuesta por Angelo Badalament, es macabra y oscura, a lo que se le suma una impecable y sumamente inquietante fotografía que crea una atmosfera de absoluto terror psicólogico marca Lynch.

Podría escribir páginas y páginas intentando explicarla pero sería inútil, Rabbits se escapa a la comprensión. Todos podemos elaborar teorías diferentes y todas serían igualmente válidas dentro de unos parámetros razonables, los límites no están definidos ni mucho menos, al contrario su interpretación contempla un abanico de posibilidades tan amplio como perturbador.

Para acabar y siguiendo la trayectoria de la miniserie, David Lynch brillante como siempre, estrena en el 2007 INLAND EMPIRE en la cual, para sorpresa de muchos, sigue explorando el particular hábitat de estos “animales” Por tanto, si vas a ver Rabbits, complementar su visionado con este film es tarea obligatoria.

Avísame si tu cerebro sale vivo de esta.

Advertisements